Columna de Iván

7 02 2008

                                     

Para ti es fácil decirlo 

Aunque a mucha gente le da lata todo lo que tiene que ver con el 73, lo del general ® Santelices es bien importante. Un tema, si el gobierno supo o no supo, a estas alturas es medio inútil.Pero el tema de las responsabilidades es súper relevante.De manera algo oblicua el portavoz Vidal ha dicho que, judicialmente al gobierno no le compete el tema y, por lo tanto, lo que se le está cobrando al militar es una responsabilidad política, la de cualquier oficial de alto rango, porque no habló, durante 29 años, respecto a lo que le tocó vivir.Jurídicamente hablando, el juez Guzmán, que pudo perseguir a Santelices a raíz del mismo testimonio que le costó su trabajo, dice que él colaboró con la justicia al contar todo lo que pasó. Y que, no sólo eso, sino que cuando pasó lo que pasó Santelices no pudo actuar de otra manera y que por eso no lo procesó en ese momento: porque los responsables principales eran otros, no los sub-alternos (Santelices era sub teniente).Éticamente hablando, el secretario de la conferencia episcopal, dice que el heroísmo no se le puede exigir a nadie y que en la situación del 73, en lo que ocurrió después, muchos actuaron impelidos por las circunstancias y es difícil culparlos por todo aquello.Y sobre el mismo tema están los que opinan que los militares siempre pueden desobedecer órdenes inmorales. Claro que, en ese caso, dan ganas de recordar el chiste del tartamudo de Alvaro Salas: para ti es fácil decirlo. En la práctica, otra cosa era, con la guitarra en la mano, en octubre del 73.

En lo que a cada uno corresponde, todos podremos juzgar si éticamente Santelices actuó bien o mal, hace 35 años y en el tiempo que pasó después. Judicialmente, le corresponde a los tribunales decidirlo. Y respecto de si es aceptable políticamente que un general de División se haya comportado de esa manera, cualquier conclusión tiene efectos políticos y sociales relevantes. La pregunta de fondo es, podría por ejemplo haber llegado a ser Comandante en Jefe una persona que presenció una ejecución ilegal masiva con características horrorosas y que decidió, como él mismo lo ha dicho, guardar silencio al menos por 29 años al respecto. Para mí es fácil decirlo, pero me parece que no. No por lo que pasó el 73, no por haber evitado la pena de muerte obedeciendo órdenes, sino por todas las oportunidades que tuvo después para decidir hacer lo correcto y que no aprovechó hasta 29 años después.

  

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

7 02 2008
jonnattan

Creo que bajo el ejercito y todas las ramas de F.F.A.A. y carabineros existen códigos que no son escritos sino más bien morales. Uno de ellos es el guardar silencio antes actos que causen efectos sociales y más bien políticos (el ejercito es como el colegio de medicos) y defender la postura de la Institución. Ahora tenemos que pensar que un oficial del ejercito al momento de salir de la Escuela Militar no puede arriesgarse a quedar sin pega, pues con una especialidad de, por ejemplo, abastecimiento donde encuentra trabajo en el ambiente civil ??? También debemos notar que año a año postulan muchas personas a esas escuelas y por lo tanto está claro que los oficiales de allí son jóvenes que quieren mucho a su institución, tanto que pueden llegar a guardar silencio por 29 años. Las razones para mí son obvias
1. NO sacrificar 4 o 5 años de preparación para oficial militar, puesto que afuera no es nadie y la comodidad de seguir en una rama en la que las lukas vienen del trabajo e impuesto de todos los Chilenos
2. Una especie de código ético que no le permite hablar más allá de lo que no dañe a su institución.
Salu2
Jonnattan G

8 02 2008
n4txO

es complicada situación, la verdad es que todos yo creo pensamos no debería haber guardado silencio, sin ir mas lejos, muchos también pensamos que no se debieran haber hecho los actos violentos del 73 y posteriores, sin embargo, quien sabe bajo que presión pude estar el en su momento, aunque claro, nada justifica el silencio por 29 años cuando podría haber sido mucho menos tiempo para entregar su testimonio ya que, en democracia su vida en peligro no estaba, y eticamente, su integridad no debiera estar por sobre su pega…
Saludos.

http://ntx14.wordpress.com/

8 02 2008
Pau

Pienso que independientemente de la institución a la cual una persona pertenezca, hay un tema “valórico” a la hora de obedecer una instrucción de un superior. Cuando no se está en un evidente estado de guerra, es posible dicernir si una orden que recibiste es correcta o no, más que mal tienen que ver con la vida de otro ser humano, atentar contra la vida del prójimo a mi juicio eso tiene un solo nombre ASESINATO. Entonces, cabe preguntarse qué pasa por la mente de un militar de rango inferior cuando recibe órdenes de atentar contra la vida de otra persona (insisto en el tema de que en esa época no había un estado de guerra) o cuando le ordenan “torturar” a otro? No es necesario ser psicólogo o psiquiatra para pensar que probablemente el perfil sicologico de alguien que va a ejercer una carrera militar debe tener algun compartimiento sicópata ?????? o bien, de escasos valores humanos ??????
Y para finalizar, por qué guardo silencio durante 29 años?????? Porque la carrera militar después del año 73, ha sido muy atractiva, sobre todos para quienes pensaron en “retirarse” de la institución con 20 y tantos años de servicio solamente, con una buena jubilación ($), con una buena formación académica, pagada obviamente por el ejército, y con la posibilidad de integrase a la vida civil haciendo borrón y cuenta nueva.

8 02 2008
Jacinto Gorosabel Ortiz

Es fácil formular la pregunta acerca de por qué guardó silencio durante casi 30 años. Más aún, es responderla, condenándo al militar. Por ahora (quién sabe hasta cuándo) Pinochet representa al “mal” y los derrotados en 1973 al “bien”. Impera un visión maniquea, parcial e interesada acerca del origen, significado y obra del gobierno militar, por lo mismo, argumentar en su favor no es más que un saludo a la bandera previo a la autoinmolación o a ser lapidado por la muchedumbre.
El tema “Pinochet” es una cantera inagotable de recursos mediáticos para la Concertación. Cuando se mueran todos los que tuvieron que ver con el golpe militar, seguro que hallarán una veta que explotar.
¿Por qué se condena al general?, porque se le culpa de haber sido cómplice de los crímenes de la llamada “caravana de la muerte”. ¿Por qué se asesinó a Jaime Guzmán?, porque se le culpó de haber sido responsable del sustento doctrinario o ideológico del gobierno militar. En definitiva, todo aquello que tenga relación directa o indirecta con el gobierno de Pinochet, fue, es y será perseguido por esta nueva Inquisición de izquierda que impulsa una implacable caza de brujas que va desde las “funas”, pasando por los bombazos, hasta los homicidios de militares (Carol Urzúa y otros) y, hasta ahora, de un civil (Jaime Guzmán).
Los nuevos Torquemadas son los abogados y agrupaciones de izquierda de DDHH., ellos investigan, someten a proceso y condenan en un nuevo auto de fe, que se ejecuta de principio a fin ante las cámaras y los micrófonos de los medios de prensa. La única pregunta que cabe hacerse ante esta triste realidad es ¿quién será el próximo?, porque sí hay certeza de que, necesariamente, tiene, debe existir un próximo sospechoso-acusado-condenado-¿ejecutado?.

Jacinto Gorosabel Ortiz

http://gorosabel.blogspot.com

9 02 2008
Juvenal Cerda C.

Existe desde hace muchos años un concepto muy manoseado y que se ha tratado (con bastante éxito) de introducirlo a la fuerza en nuestra moral vital, y es aquel de “sólo estoy haciendo mi trabajo”. Esa frase, de casi total aceptación, justifica todos los espionajes, actos bárbaros y demás lacras que los modernos filósofos deberían denunciar. Esa frase es esgrimida por todos aquellos que pretenden obtener de la sociedad una comprensión contemplativa de cualquier cosa, por horrenda que sea.
El ejemplo de orden mundial, y reciente, de un fotógrafo captando una imagen de un niño famélico a punto de ser devorado por un ave rapaz, es una muestra gráfica del imperio absoluto de “el fin justifica los medios”.
A no dudarlo, los defensores de los derechos humanos están también justificando “su trabajo”. Es una lástima que no se plantee un trabajo de orden bastante superior y que permita un progreso realmente grande de nuestra sociedad en este sentido, consistente en no echarle más combustible al fuego. Pensemos por un instante en que la sociedad como un todo también tiene derechos humanos, y entre ellos está el de no favorecer más los odios ni los malos recuerdos, pues en caso contrario el peso conjunto de las culpabilidades y los rencores terminará indefectiblemente por aplastarnos a todos, y a todas las futuras generaciones…
La frase que se ha repetido mucho “ni perdón ni olvido” justamente apunta en una dirección que es la menos conveniente, pues lleva implícita la idea de su perdurabilidad. Si se pone en paralelo con aquella de “era mi trabajo, eran las órdenes recibidad” que es esgrimida por los acusados de violaciones de derechos humanos (tristemente defendidos, por lo demás, por los derechistas que de esta manera exhiben paupérrimas declaraciones de principios partidistas) estaremos causando progresivos separatismos y confusiones… No nos extrañaría que las seudo-justificaciones dadas a conocer recién por dignatarios de cierta iglesia (y el silencio

9 02 2008
Juvenal Cerda C.

(continuación)
(y el silencio que caracterizó a otras iglesias) llegue al extremo por ejemplo de argumentar que los degolladores ( ¡sí, ESOS! ) válidamente actuaban obedeciendo órdenes y haciendo su trabajo. Si es por eso, el Juicio de Nuremberg habría estado demás, por mucho que algunos aleguen que fue un show destinado a entregar chivos expiatorios.

Nuestra misión, en el momento presente, debería ser una que planteara acciones destinadas a disminuir la tristeza de este momento y suprimirla completamente para el tiempo futuro, por supuesto sin acudir a cualquier expediente (sería plantear la justificación de cualquier medio para obtenerlo. Por algo dicen (y algunos hasta lo creen) que los humanos somos, … ejem… racionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: