Sename preocupado por rehabilitación de “Miguelito”

13 02 2008

A pesar de que luego de la formalización no fue detenido, el menor está obligado a continuar con las medidas que el Sename tiene en su favor por los delitos que cometió anteriormente. La Jefa del Departamento de Derecho y Responsabilidad Juvenil de la institución conversó con En Boca de Todos y contó detalles de la rehabilitación que requiere Miguelito.

Anuncios

Acciones

Information

6 responses

13 02 2008
Juan Bascur

glups. dios lo libre de ser un nuevo tila.

14 02 2008
Cristian

a este niñio definitivamente lo tiene que encerar… para que?, para sacarlo del ambiente en que vive.. no hablo de una carcel para mayores, pero en un lugar donde lo mande a estudiar TODOS LOS DIAS.

14 02 2008
Pau

Cada vez que leo o escucho alguna noticia sobre Miguelito, me recuerda que él representa a muchos niños en su condición, que por falta de oportunidades reales le resulta más fácil, delinquir y vivir en la calle. No se trata sólo de enviarlo al colegio a estudiar, lamentablemente en este país la calidad de la educación pública está lejos de ser lo que esperamos. No solamente en lo que ha contenidos académicos se refiere, sino que también debiese preocuparse por entregar alguna actividad que insentivara la actividad deportiva, cultural, y porque no, alguna actividad de ayuda social, dentro de la escuela. Así como también, aquellos niños que por falta de recursos, no van a poder acceder a la educación superior, entregarles algún oficio o taller que les permita, una vez egresados de la educación media, ganarse la vida con un trabajo. Por qué no aprovechar la jornada escolar completa, largas horas que pasan en la escuela, haciendo nada, en ocuparlos en lo que mencione anteriormente. Para que nos vamos a lamentar, Miguelito es el reflejo de lo que somos como sociedad, una sociedad egoista que no se preocupa por sus niños, que son nuestro futuro.

15 02 2008
Aly knight

Creo que mas allá de las medidas extremistas como tenerle lastima y decir “pobrecito el niño que no tiene oportunidades” o “encierren a ese mocoso que no tiene remedio”, deberíamos plantearnos seriamente el tema de fondo, que es el por que hay tantos niños, jóvenes y adultos que delinquen no solo para vivir, además por saciar una sed de violencia que parece ir incrementando a medida que pasan los tiempos.

Es cierto que este no es precisamente el país de las oportunidades: La educación es un negocio donde solo los que tienen el poder adquisitivo a ella, el ingreso del país esta mal distribuido: mas del 50% de los chilenos gana el mínimo mientras el 1% de los que restan ganan mensualmente lo que ni en su vida entera ganaran los mas pobres (ni aunque vivieran 100 años), El separatismo social hace que los chilenos se dividan en estratos y no se relacionen con otros que no sean “de su mismo nivel”, generando la deshumanización y un odio ciego hacia el prójimo que tiene un “status” diferente, naciendo de ella la marginación social (tanto afirmativa como negativa).
Si bien todos los puntos antes descritos son factores reconocibles (y altamente difundidos) de la desigualdad social y de la delincuencia, creo que hay un punto que va mas allá, y considero fundamental: La humanización de la persona en su educación (y no hablo de la instrucción que la el colegio, hablo de la verdadera educación, la que se da en casa).

Trabaje por mucho tiempo en labores sociales que incluían trabajo con niños y jóvenes en riesgo social de poblaciones y campamentos santiaguinos, y en mi experiencia pude ver que la base que todo es la falta de valores y comunicación que hay en las familias mas pobres, donde el concepto de educación se reduce a dar casa y comida a los hijos.
Muchas veces los niños se crían solos, en las calles, al alero de lo que sus mismos pares y la calle les enseñe, perdiendo así la valiosa posibilidad de entender y humanizar al otro. Muchas veces, incluyendo el hogar, el ambiente en el que se mueven es como el de la selva: solo el mas fuerte sobrevive, con lo cual el respeto por el otro (incluyendo su vida, trabajo y como persona) son conceptos que ni siquiera se conocen. El valor de la vida pasa a ser en la medida de las cosas materiales que has logrado (lícita o ilícitamente) y el respeto ganado a través de la vía de la violencia.

Hoy en la mañana veía a la madre de “Miguelito” decir que ella le daba todo: su yogurt en la mañana, la ropa que el necesitaba, que lo alimentaba, pero jamás la escuche decir que hablara con el, que le hubiese entregado valores. Y mi lectura de los diarios lo confirmo: cuando, en una entrevista, le preguntaron a la madre si hablaba con su hijo ella respondió “¿Y de que voy a hablar con el?”.

El tema principal aquí es que se ha desvirtuado el valor de la educación del hogar, trasformándolo en el simple hecho cotidiano de dar casa, comida y ropa. La comunicación se hace a través del televisor prendido y los valores que Dios, por obra y gracia, se los de a los niños.

Personalmente y por mi experiencia tanto en trabajo social como humana, creo que la formación de una persona es 80% casa y 20% medio ambiente.
Y si no me creen, busquen a aquellos jóvenes profesionales que de la marginalidad pasaron a la estabilidad solo gracias a su esfuerzo personal y el apoyo de sus familias, y sin siquiera haber delinquido ni una vez.
Y lo mismo vemos en el caso de “Miguelito”, pero al opuesto: la casa fallo, así que el medio ambiente lo formo, y ahí, en las noticias, tenemos el resultado.

16 02 2008
jorge felipe

Estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Aly y si bien eso explica lo que ocurre, no lo justifica en ningún caso.

Lamentablemente, y sea por el motivo que sea, el tal “miguelito” es ya un delincuente con todas sus letras y esta inmerso en un círculo de delincuentes que en muchos casos no están dispuestos a rehabilitarse.

Yo soy de la idea de aislar a la gente que está interesada en rehabilitarse y más aún de reinsertarse de manera normal en la sociedad. Al resto, como dijo Vidal: “que los sequen en la cárcel”

saludos

22 02 2008
Pamela de Punta Arenas desde Viña

Definitivamente estos niños delincuentes no tienen ninguna solución, ya que provienen de hogares donde generalmente uno de los padres o ambos son delincuentes y ese es el ejemplo a seguir… desde pequeños los acompañan a robar en los supermercados, a pedir o machetear en las calles, etc… como esperan sacar de la delincuencia a un niño que viene de un vientre delincuente??? NO HAY SOLUCION…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: