Carola Urrejola

18 03 2008

LA SARTEN POR EL MANGO: DERECHOS Y DEBERES PARENTALES.

Hace poco se ha conocido el fallo de la justicia británica en el juicio de divorcio del músico Paul Mcartney y su ex mujer Heather Mills. De nada le sirvió a Sir Paul su trayectoria mítica y el hecho de formar parte clave de la historia del siglo XX a la hora de definir el monto que debe entregarle a la ex modelo con quien estuvo casado 4 años y a la que conoció tras un año de viudez de su eterna esposa Linda.
Cuarenta y siete millones de dólares tendrá que entregarle a Mills y el compromiso de pagar 70 mil dólares anuales (unos 30 millones de pesos) para la mantención de su hijita Beatrice. Además deberá encargarse de su educación y del sueldo de la niñera. A pesar de que Heather Mills pedía ¡¡250 millones de dólares!! ella quedó conforme y salió victoriosa y haciendo el signo de la paz de la corte británica. Impresiona la cantidad de plata involucrada.
Impresiona también el nivel de confrontación entre el cantante y su ex, que incluyó acusaciones gravísimas sobre el tiempo que compartieron juntos. No son la primera y mucho menos serán la última pareja en vivir una situación similar.
Comparo este asunto con la situación de miles de mujeres chilenas que intentan que sus parejas se hagan económicamente responsables de sus hijos con los datos aportados por la Ministra del Sernam Laura Albornoz sobre la aplicación de la ley 20.152, promulgada hace poco, y que establece sanciones a los deudores de pensiones. Así, el 2007 hubo 7.041 casos de detención nocturna (una de las prerrogativas de la nueva ley) para los infractores, y la ministra busca que se aplique otra de las sanciones previstas, la suspensión de la licencia de conducir para los que no paguen la pensión alimenticia de sus hijos.
Habitualmente vemos a las madres como las víctimas de la indolencia de sus ex parejas con las que tienen hijos y lo son, porque en un 99% de los casos reportados por la ministra los infractores son hombres. Pero también me ha tocado saber de mujeres abusadoras, que se dedican a explotar emocional y económicamente a sus ex parejas, a las que con total descaro les exigen pensiones totalmente descuadradas. Las mujeres tenemos, por llamarlo de algún modo, el “monopolio emocional” de nuestros hijos, lo que nos otorga muchísimo poder frente a los padres y a la justicia, que en Chile sigue fallando a favor de las mujeres casi por defecto. Abusar de esta situación muestra, a mi juicio, lo peor del género. Cada vez hay más hombres comprometidos con el bienestar de sus hijos, hombres de sufren el exilio de una familia, a quienes se les prohíbe el acceso a sus niños y que terminan fundando y participando de organizaciones ciudadanas que luchan por sus derechos paternos.
Es muy difícil mirar las cosas en perspectiva cuando se produce un quiebre de pareja y una crisis familiar. Pero ojalá nunca perdamos de vista la noción de justicia y el derecho de nuestros hijos a tener padre y madre.
Una cosa es tener la sartén por el mango y la otra, abusar descaradamente de esa posición.

Acciones

Information

6 responses

18 03 2008
selenita...ex plutoniana

completamente de acuerdo,
es cierto, las mujeres siempre nos inclinamos a efectuar chantaje emocional, por el mito del sexo debil, que somos emocionales, delicadas, etc.

pero conosco muchas que al momento de los quiubos, son peores de leona con cachorros, sacan la garras y Dios los ampare,

es mas, usan a sus propios hijos para obtener su propio beneficio, y eso si que lo encuentro patetico, lo mismo que cuando quieren ser atendidas rapidas en algun lugar, y esta lleno de gente, justo la guagua se puso a llorar, siempre he tenido la duda que mas de algun pelliscon les llega a los pobres inocentes para que asi sean atentidas rapidamente,,,
(recordemos la guagua que arrendaban para no hacer fila en las votaciones)

asi que mujeres, somos geniales, unicas, como dice un mail por ahi, solo nosotros podemos correr con tacos altos y sentarnos con las piernas cruzadas y etc,

PERO NO NOS APROVECHEMOS,

de todo hay en la viña del Señor,,,como debe estarse agarrando al cabeza por haberle quitado su costilla a Adan,,,,,

18 03 2008
Carol

Estoy completamente de acuerdo contigo Carola, existen muchos abusos de parte de mujeres que se aprovechan de la situación y eso no es justo, no se debe abusar por mucho rencor que haya de por medio aquí lo importante son los hijos y su bienestar no el de la ex pareja.

18 03 2008
Rodrigo

Debo decir que aunque estoy completamente de acuerdo en el fondo del asunto y hay casos donde el hombre sale emocionalmente muy mal, existe un grave problema de prueba judicial en cuanto es muy difícil averiguar la cantidad de los ingresos económicos de cada parte al momento de fijar la pensión. En el caso de Paul: ¿a título de qué se le entregan millones de dólares a una pareja de cuatro años, siendo que los costes de alimentación y educación de Beatrice McCartney van por separado?
Ya que esa ponderación se hace mal, también no se le da valor económico a la privación de la madre a que el padre visite al hijo ni que tenga derecho a visitas regulares – cosa que generalmente va apegada a la separación física de los padres – .

24 03 2008
Marcela

Concuerdo plenamente contigo y tambien conozco casos en que las mujeres utilizan a sus hijos para hacerle la vida imposible a los padres; donde queda el instinto maternal¿?¿? eso de proteger a los hijos debería llegar hasta hacer por ellos aún las cosas que no nos gusten pero sabemos que son beneficiosas para ellos, como tener un padre y una madre que dejan sus diferencias de lado y se preocupan por el bienestar emocional de sus hijos. Y lo peor de todo es que yo creo que la mayoria de los padres y madres que actúan de esa forma vengativa, se dan cuenta muy tarde de su error, cuando ya los hijos crecen y los enfrentan y culpan, y en ese momento ya es demasiado tarde, el daño está hecho.

24 03 2008
jorge

En un país donde la “problemática del género” al parecer se ha institucionalizado poco a poco, cuesta encontrar una mirada que apunte al fondo del problema “el monopolio emocional” que poseen las madres con sus hijos y que lamentablemente a muchas mujeres las hace actuar sin mirar las consecuencias y sin mirar los derechos de sus propios hijos.
Interesante tu postura, no sabes cómo la comparto.

24 03 2008
Rodrigo1

Estimados, independientemente de la cantidad de $$ involucrada en una pensión alimenticia o compensación por separación o lo que sea, no hay dinero que pueda subsanar la merma al principal objetivo de los padres: la felicidad y tranquilidad de sus hijos. Tanto el abuso de mujeres “pérfidas” que sólo buscan sanar sus rencores o vengarse de algún tipo de daño pidiendo más y más $$, como la poca hombría de aquellos que se consideran muy hombres por repartir hijos y no hacerse cargo, son acciones que no contribuyen en nada al objetivo que les planteo más arriba.
Antes de pensar en $$ en una situación de separación de la que no está nadie excento, debemos pensar en qué pierden nuestros hijos con esa separación y tratar de minimar o mitigar la pérdida, llámese visitas periódicas, asistencia a reuniones de colegio, visitas al médico, etc., son sólo hechos y no $$. Y si además de $$ se trata, calculadora en mano que no es tan difícil calcular lo que gasta un hijo en cualquiera de sus edades y con niveles de calidad de vida similares al de sus padres. Coincido con Marcela en sus palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: